EL YOGA Y SUS BENEFICIOS PARA LA SALUD

EL YOGA

El yoga (del sánscrito yoga ‘unión’) se refiere a una disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo y el budismo.

Esta disciplina es uno de los mejores sistemas de cuidado integral que existen. En el yoga, espíritu, cuerpo y mente se fortalecen con la práctica de la respiración y la meditación.

Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida sana que cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu por medio de la práctica de las asanas, la respiración y la meditación. Practicado en la India desde hace miles de años, se ha convertido en uno de los sistemas físico y espiritual con más practicantes en nuestros días.

Que significa asana en el yoga

Asanas es el nombre en las posturas de yoga. Originalmente, asana quiere decir “asiento”: la postura sentada en la cual los yoguis antiguos practicaban meditación. El yoga es, originalmente, un uso físico y mental para el desarrollo espiritual y su práctica fundamental es la meditación.

Cuantos estilos de yoga existen

Existen más de cien tipos de yoga. En todo el mundo se conocen y se practican múltiples estilos que derivan del Hatha Yoga, uno de los más enérgicos. Los más espirituales, como el Yoga Kundalini, o más físicos y exigentes, como el Yoga Bikram, que se practica en una habitación caliente (a la temperatura normal en la India). Incluso existe un yoga facial para relajar y tonificar los músculos de la cara.

En que consiste el yoga

Durante una sesión de yoga, que suelen demorar entre una hora y una hora y media, se practican diferentes asanas o posturas armonizadas con la respiración, saludables tanto para el cuerpo como para la mente. Los diferentes grados de dificultad, desde las más sencillas para principiantes, hasta las más extremas que practican los alumnos avanzados.

La mayoría de las clases suele iniciar con un calentamiento llamado “saludos al Sol”, que comprende una cadena dinámica de posiciones que se inician de pie para calentar y lubricar los músculos y articulaciones. Todo ello combinado con la respiración, que nos ayuda a producir calor y fuerza corporal.

Todas las clases de yoga terminan con un ejercicio de relajación de unos 15 o 20 minutos en la que se devuelve al cuerpo y a la mente a la calma. Según el profesor o clase de yoga.

El yoga puede practicarse en un club deportivo o centro especializado con un profesor o solo, una vez que se ha aprendido la técnica correcta y las asanas, seguir una práctica personal (sadana), lo que nos permite hacer ejercicio y calmar nuestra mente.

Las prácticas de yoga se pueden efectuar solo o acompañado, tanto para los hombres y mujeres, para la gentes mayores de 18 años sin restricción médica alguna (los menores deben entrenar bajo supervisión de un adulto).

 Beneficios del yoga para la salud 

El yoga mejora la salud de quienes lo practican, debido a sus diferentes beneficios. Las posturas de yoga no dejan de sorprender por los beneficios físicos, mentales y espirituales que se consiguen en las clases de yoga.

  • Salud: Un estado de paz consistente es experimentado cuando la mente y el cuerpo están prudentes.
  • Fortaleza: tonifican cada parte del cuerpo.
  • Energía: la mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno calmado y con más energía.
  • Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo para una mayor resistencia en el día a día
  • Flexibilidad: un cuerpo es mantenido y restablecido a través de un correcto estiramiento para tener muy flexibilidad.
  • Paz: tranquilidad mental, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno genera un estado permanente de paz y tranquilidad.
  • Desarrollo integral y la de mente y cuerpo: facilitando la expresión de los potenciales del practicante y fortaleciendo la autoestima.
  • Estabilidad emocional: el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aísla la mente de las alteraciones.
  • Libertad: la sabiduría conducen a la experiencia de libertad en la vida diaria.
  • Calma: otra forma de afrontar los problemas del diario vivir.
  • Sabiduría: una práctica persistente desarrolla el conocimiento para florecer la sabiduría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *