Beneficios del mango para la salud

El mango

El mango es una fruta pulposa y jugosa que es rica en magnesio y en vitaminas A y C. Asimismo, cuenta con altas concentraciones de hidratos de carbono lo que hace que tenga un exquisito paladar.

Las proporciones de los nutrientes del mango pueden transfigurar según el tipo y la cantidad de la fruta, además de otros aspectos que puedan intervenir en la transformación de sus nutrientes.

Propiedades del mango

Entre las propiedades del mango cabe predominar que tiene los siguientes nutrientes, Hierro, Potasio, Zinc, Sodio, Calcio, Yodo, Magnesio, Vitamina A, Vitamina B1, Vitamina B2, Vitamina B3, Vitamina B5, Vitamina B6, vitamina B9, Vitamina C, Vitamina E, Vitamina k y Fósforo.

Tiene acción enriquecedora en la vista, las mucosas, la piel, el cabello y el sistema inmunológico. También por su contenido en Vitamina C ayuda en la absorción de hierro, colágeno, la formación de glóbulos rojos, hueso y dientes.

Beneficios del mango para la salud

La composición del mango previene las enfermedades degenerativas, especialmente los ataques cardíacos, la diabetes y el cáncer, es rico en hidratos de carbono, pero no aporta tantas calorías como su sabor dulce puede hacer pensar: 100 g contienen solo 65 calorías con una buena dosis de fibra.

Mantiene huesos y músculos en forma

La combinación de magnesio y potasio hace que el mango esté indicado para mantener en buena fase el sistema músculo-esquelético, previene desde la osteoporosis a los calambres musculares.

Favorece la asimilación de nutrientes

También posee enzimas, estas enzimas propician la comprensión de los macronutrientes y son en parte responsables de que el mango resulte tan fácil de absorber, tanto que se dice que “purifican” el estómago y los intestinos. Por eso los médicos lo recomiendan a todas las personas que sufren problemas digestivos.

Efectos de la fibra

El mango, como todas las frutas en general, aporta una dosis significativa de fibra, que ayuda a prevenir ciertos de tipos de cáncer, como el digestivo, evita el estreñimiento y baja el colesterol malo, lo que protege el corazón y el sistema circulatorio de la sangre.

Protege la piel y las mucosas

Por su contenido en betacaroteno es útil para proteger las mucosas, la piel, y el corazón frente a la acción de los radicales libres.

Alcaliniza y fluidifica la sangre

Los ácidos orgánicos decaídos que aporta el mango, una vez asimilados en el organismo, se combinan con minerales y dan lugar a sales que tienen la capacidad de fluidificar y alcalinizar la sangre.

Forma del mango

Tiene forma ovalada, con la cáscara no comestible y color variable de amarillo pálido a rojo intenso. La pulpa es pegajosa y su coloración igualmente varía, desde amarillo a anaranjado. El sabor del mango maduro es dulce, y bastante ácido cuando todavía está verde. Es una fruta jugosa y fibrosa, y poseen un hueso interior. Su tamaño varía entre 5-20 cm de longitud, con un peso de 300-400 g, llegando algunas piezas a alcanzar más de un kilo. Alimentación y nutrición.

Origen del mango

Se cree que es oriundo del noroeste de la India y en las laderas del Himalaya, y quizá también de Sri Lanka. En el trayecto de los días se cultiva en la India, Florida, Indonesia y México que es el país de mayor exportación del mundo, ademas esta Egipto, Cuba, Sudáfrica, Israel y Filipinas y otros considerables países. También hay producciones cada vez más importantes en otros país, sobre todo en Málaga y Granada, adonde se da en algunas zonas un micro clima tropical apropiado para su cultivo.

Algunos tipos de mangos 

  • Mango mariposa
  • Mango lechosa
  • Mango guerrero
  • Yamaguii
  • Man guilla
  • Mango de a libra
  • Mango sumoso
  • Sansersha

Entre otras muchas especies de mangos diferentes no mencionadas, hay miles de especies diferentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *